13.9.07

Tres son multitud



Parece mentira que el regreso de los hijos a la casa pueda sentirse como una invasión ilegal a la privacidad o como una marcha multitudinaria. Después de varios años viviendo sola, mis dos adorados adolescentes han vuelto a casa.
No vayan a interpretarme mal. Son mis hijos y los adoro, pero me he dado cuenta de lo mucho que apreciaba mi espacio, mi orden y mi silencio.
Dos adolescentes acostumbrados a tener alguien que les haga todo: comida, lavado de ropa, recogida, limpieza de baño, etc.... que llegan de pronto a un espacio mucho más reducido y sin "asistente del hogar" pueden convertirse en una pesadilla de la que uno no parece poder despertar.
Ellos no pueden entender que a uno le guste ver la casa ordenada, las cosas más o menos en su lugar. Eso es para ellos totalmente irrelevante.
Tengo una amiga que envió a sus dos hijos adolescentes un año afuera. Los extrañaba cada día, la casa se sentía vacía. El día esperado del retorno llegó. Qué felicidad. Más a partir del día siguiente, ella deseaba que no hubieran regresado.
Si antes alquilaba un adolescente, ahora doy dos por uno.
¿O será que yo no nací con el instinto materno tan desarrollado como otras personas?
Antes era una, con mis dos perras. Ahora somos tres y siguen las dos perras. Pero parece que viviéramos en casa 150 personas.
Añoro mis tardes sin música a todo volumen, mi sala como sala y no como almacen de ropa para lavar. Mi casa parece el nido de unos narcotraficantes y yo como que perdí el carácter para poner orden en el caos.
A pesar de ello, me siento contenta de tenerlos conmigo de nuevo.... a veces.
Interesante poder expresar la ambivalencia que uno como madre, puede sentir hacia esos muchachos peludos que una vez estuvieron dentro de nuestro vientre. Ahora entiendo a mis padres. Ténganlo en cuenta y no se sientan culpables cuando les provoque enviarlos a un reformatorio militar o deseen que se los lleve la recluta.
Eso pasa.
A ver si ahora que medio me adapto, escribo más a menudo.

PD. Se me olvidaba decirles que una de las cosas más difíciles es tener en casa dos razones para no dormir mucho, esperando a que lleguen todos los días a la madrugada, para saber si llegan vivos. Y en este país, eso es cada vez más difícil

5 comentarios:

carolina dijo...

hay si, sobre todo lo de no dormir.Es agotador.Y luego al día siguiente como a las 2 de la tarde que se despiertan, te dicen con aquella cara de sorprendidos:-Na Wara mama pero tienes una cara de Extra-terrestre. Pasaste mala noche!!!
Se te quiere un monton MD..y no olvides la Oracion: "Señor dame paciencia, pero YA" jajaja

MDTorres dijo...

Gracias Caro. Para mí, que detesto la cocina de todos los días, lo peor es cuando se despiertan a las 4 de la tarde y te preguntan: ¿Qué hay p´almozar?
Sí, necesito paciencia YA. Espero recibirla antes de cambiar la cerradura para que no puedan entrar a la casa.
Beso, sé que me comprendes con tus dos.

Ophir Alviárez dijo...

Tengo una hermanita que me la hace parecido, puedo comprender. No me hE ido, me vine a la Bienal, paso por Ccs de regreso, espero.

Besos,

OA

Gustavo Misle Giraud dijo...

Si se despiertan a las 400 pm. Tu te vas a pasear a las 3.50 pm. y ellos se veran obligados a cocinar.
Lo de la noche es más dificil, sin embrgo hay que negociar
Te deseo suerte
Deanna

La Gata Insomne dijo...

Tal cual!!!!
lo certifico!!!!!!!!!
acabo de pasar 2 meses con dos extraterrestres en la sala de mi mini apartamento, me confinaron a un cuarto de 2 x 2, anarquía total.....pero....son tan bellos en su desastre que cóm no apurruñarlos y consentirlos aunque te traten como trapo!!!
por cierto tu no has perdido el caracter y la autoridad para manejar a esos, nunca las tuviste jeje además: problemas de memoria???

besos