26.6.07

Disculpen el Silencio


Les pongo una imagen porque estoy cansada hasta para escribir. Casa Patas Arriba.
Preparando el nido para recibir a mis dos pichones que regresan a casa. Creando un espacio que se había convertido en mío para convertirlo de nuevo en nuestro.
Siempre la ambivalencia geminiana. Qué rico tenerlos de nuevo en casa, qué difícil mantener un espacio propio con dos hombres. Para ellos será lo mismo. De casa a apartamento. De muchacha de servicio a tener que compartir los oficios para que la madre no se arreche.
Muchas cosas al mismo tiempo y en apuro para poder empezar a trabajar en espacio nuevo.
Por eso me disculpo. Les debo muchos cuentos.
Vacaciones, mudanzas... la vida cambia en un minuto y nosotros también. Una de las cosas buenas de esas vacaciones fue desconectarme a juro de internet. Me dí cuenta de cuánto tiempo de la vida se me estaba yendo frente a una computadora. Trabajo en computadora, descanso en computadora. Si ya es difícil mantener un yo real... cuánto más difícil es mantener uno real y uno virtual a la misma vez.
Me verán menos, pero me verán.
!Hasta que vuelva el orden a la casa! Espero sea pronto.

5 comentarios:

caro dijo...

leo esto y me siento tan comprendida.
"Si ya es difícil mantener un yo real... cuánto más difícil es mantener uno real y uno virtual a la misma vez.
Me verán menos, pero me verán."
claro que si.
Besos

Clavel dijo...

Se parece a mi huequito, jeje

IMAGINA dijo...

Que vuelva la paz.

Crismar dijo...

Tranquila, tómate tu tiempo, prque veo que el trabajo que debes hacer es cuesta arriba.

Un abrazO!!

La Gata Insomne dijo...

Nodriza que tan linda que le va a quedar la casa con el perolero que compr'o en laisla y hasta oficina tiene