16.3.07

BUSCO PALABRAS ¿Las Viste Pasar?



Busco por todos lados. De la mesa del escritorio al cuarto, abro una gaveta, no están allí, la cierro. A la cocina, la luz está encendida, el gabinete abierto, lo cierro, apago la luz.

De nuevo al escritorio, a la computadora, abro un documento, blanco. Escribo tres palabras, no me gustan pero al menos hacen un corte en la fulminante blancura del monitor. No sé cómo empezar. Quiero decirte tantas cosas y no sé cómo.

Me levanto de nuevo, busco música para recordar lo que quiero decir, para encontrar las palabras que he perdido. Una. No sirve. Una más, dos, tres. No sirve ninguna.

Seguiré buscando porque la música muchas veces encierra las palabras perdidas entre corcheas.

Regreso a la computadora, borro las tres palabras. Cierro el documento. Abro tu fotografía.

Me pregunto por qué estas tan lejos.

Pero sé que si no fuese por esa lejanía, no tendría este afán de buscar lo que no encuentro. Sí no fuese por esa distancia, ni estaría pensando en buscar estas palabras.

Palabras al viento… mucho más honestas, menos comprometidas.

Quizás mañana, quizás más tarde. Me sirvo un trago, que a lo mejor así, relajada (de la palabra relajo)… a lo mejor las palabras tímidas salen de su escondite.

¿Dónde estás ahora? ¿En qué bar te has metido? ¿O en qué foso?

Siento tu desesperanza, me quema tu rabia. Asesinémoslas con sonrisas. Porque tu desesperanza y tu rabia, también son mías.

Sigo buscando lo que necesito decirte… y decirme.

No lo encuentro.

Quizás sea porque no hay palabras, sólo ondas que viajan en el tiempo y tocan el espacio en donde estás. Quizás lo escuches, como un susurro de mi boca mientras busca las palabras.

Recuerdo la primera vez que entraste en casa. Indígenas de la misma tribu que se reconocen sin verse los tatuajes ocultos bajo el disfraz de civilizados. Indígenas que buscan otro lugar donde no haya conquistadores que quieran educarlos a su religión. O extraterrestres buscando un planeta deshabitado, para crearlo a la imagen de sus ideales, que quizás luego sean olvidados, como olvidé lo que quería decirte.

Tatuajes, eso buscaba, una de las cosas que iba a escribir en la lista y que siempre olvido. Apenas termino de escribirlo, he olvidado dónde dejé el papel. Mañana comenzaré la lista de nuevo.

¿Dónde duermes esta noche? ¿Duermes o pasas la noche en vela cuidando que los pensamientos no te coman el cerebro?

Tomemos una copa de vino, quizás así recuerde lo que quería decirte y tú emborraches a los pensamientos que te torturan como cuervos .

¿Por qué me cuesta tanto recordarlo?

¿Te sirve, por ahora, que te diga que te quiero?

Espero, porque no recuerdo nada más.

Se me han perdido el trago y los cigarros. Voy a tener que escribir todo, hasta estas ideas maravillosas que luego me parecen ridículas. Voy a tener que tatuarme las ideas en el cuerpo, porque el cuerpo no se me pierde. Y si se pierde ya no habrá nada que decir, porque se habrá llevado las ideas que no encuentran las palabras.

Recuerda que te quiero. Si es necesario, tatúatelo en las pupilas, así no olvidaras en que parte de cuerpo lo has escrito.

¿Qué te iba a decir? ¿Que te quiero? No recuerdo, pero creo que sí, creo que te quiero. Espero no olvidarlo. Y espero que tú tampoco lo olvides.

Ay, encontré la música. Debe ser porque me fumé el cigarrillo de las buenas ideas.

14 comentarios:

Artecomestible dijo...

No será que ahora las vives Aquí y ahora..y ya no necesitas palabras para decirlas...
Besos silenciosos.
Caro

Eva dijo...

ahhh maria vente, vente, volando, ayudame a abrir puertas, cajones, gavetas, cajitas, ventanas, carpetas, rapido, ayudame a buscar, yo tambien las perdi,
tu por un lado y yo por el otro, asi sera mas facil y salimos de eso mas
rapido.

La Gata Insomne dijo...

tú lo que te fumaste fue una lumpia extraterrestre.
Qué imaginación, pásame una por el cable, a ver si se me abre cualquira de las cosas que se me han cerrado.
Y ese amor por el que suspirassss....
yo como que vuelvo a la capital, allí lo de la ficción se hace más fácil, aquí es todo "pura realidad"

Me encantó este texto.
Tu profe te enseña o la lumpia es una maravilla, porque esos suspiros!!!!
lo de el olvido es mal de familia


Besos

MDTorres dijo...

Carolina, cuando escribes, necesitas encontrar las palabras. Lo que sientes, nadie puede leerlo!

Eva, tú si entendiste!

Gata: Este texto fue escrito en absoluta sobriedad! No son suspiros de amor(aunque cada quien lo lee como le toca leerlo!), sólo la búsqueda de unas palabras que se han me han perdido en la inmensa confusión que somos las mujeres, o será que he aprendido algo? o las dos cosas.

Anónimo dijo...

¿eso es para mí? ojalá

Cinzia Ricciuti dijo...

..."voy a tener que tatuarme las palabras en el cuerpo, porque el cuerpo no se me pierde"...
Que maravilla MD!
te acompano en cada momento de este post, en las palabras que encontraste y en las que siguen perdidas.
Un abrazo

MDTorres dijo...

gracias Cinzia!
Un beso

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
el astronauta del amor dijo...

Sin palabras ni sonidos ni imágenes.
Aqui mi corazón es solo un músculo que se agita.
A que llamamos y llaman arte?
Ya encontraste algo y ese algo es lo que plasmaste.
Bienvenida al mundo de lo que no se ve.
No hay maestro mas que uno mismo cuando se quiere llegar alguna parte que sabes que no existe.

MDTorres dijo...

Pedrito, ahí viene el lobo...correeeee

_____________________________________

Pasó el astronauta y dejo una estela de polvo de estrellas, que no se ve, sólo se siente en la piel.
Ahora somos dos marcianos llenos de polvo de estrellas invisibles, que no tienen nombre ni pueden ser nombrados. Salud poeta!

Arcangel Vulcano dijo...

María, me encantó,eres como te da la gana de ser, demasiado profunda,impactante,maravillosa con la pluma, eres un peligro suelto encontrando palabras, pensamientos y sueños para ponernos a suspirar en silencio; casi que pude volar a ayudarte a encontrar tus perdidas palabras en tus cajones, gavetas y escritorio; pero no importa si las encuentras ahora, en alguna parte están aguardándote, pero sólo tú sabes el camino, nadie más, por eso tu inspiración no se ha ido jamás, sólo crees que las palabras volaron, pero están allí en tu corazón, sientelas, cierra los ojos, respira profundo, ¿te das cuenta? nunca se han ido de ti, sólo parecen ausentes, insospechadamente aparecen...

Un cálido abrazo respetada amiga.

MDTorres dijo...

Gracias por las flores, Arcangel! Me voy a poner roja!
Sí, es verdad que soy como me da la gana ser. A veces no es fácil, pero siempre he pensando el mayor regalo que se le puede dar a los hijos en enseñarles a ser fieles a ellos mismos.
Un abrazo,
MD

tin marin dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
CLA dijo...

me encnaot. simplemente.
y es bueno saber q no soy la unica a la q le pasa todo esto.
si tenes ganas pasate por mi blog.
cla