11.2.07

Subibaja

Hoy se fue Gato. Lo extraño.

Una despedida más en una vida llena de despedidas... pero despedidas hasta cierto punto buscadas, propiciadas (inconscientes, siempre inconscientes).
Y mañana, si te veo, a lo mejor no te conozco, aunque hayas sido importante en mi vida.
Quizás por eso no me acuerdo, me conviene no acordarme.

Esa lágrima que solté esta noche está más allá de extrañar sus saltos esquizofrénicos de las noches, del sofá a la mesa, a mis piernas, ataca la cola de la perra, salta a la poceta, regresa, medio metro sobre la pared vacía, se estira, se encoge, ataca, se lame.

Esa lágrima fue por esa voz que me habla de adentro, hoy con maullido de gato extrañando un nuevo ambiente: nunca terminas nada, o lo terminas todo a la ligera, no te comprometes, no haces nexos, cuando vas a crecer. Hoy me adoptas, mañana me regalas. Hoy tocas piano y el mes que viene guitarra española. Hoy estas aquí y mañana te despides de todo el mundo y te vas. Hoy estudias periodismo, te encanta, te diviertes y tienes amigos. Mañana decides cambiarte de carrera, sin razón aparente, para luego graduarte de otra cosa y preguntarte por qué te saliste de algo que te gustaba tanto. Hoy estas triste, mañana eufórica. Hoy estás perdídamente enamorada de un hombre y mañana él dijo algo que rompió el encanto y quién es ese, como fue que llegué aquí. Hoy vas a una reunión que esperabas con anhelo y a la media hora regresas a casa porque te fastidias de la gente, mejor en casa viendo una película, leyendo un buen libro o simplemente viendo cómo da vueltas la ropa dentro de la lavadora (cierto, Ana?).
Sube y baja, sube y baja... la historia de mi vida.
"Eso es ADD mi amor -dice un neuropsiquiatra en quien busco respuestas. Necesitas emociones fuertes. A tí no se te da naturalmente eso de estar en paz, en equilibrio (!que aburrido!) Tomate esta pastillita para que veas como todo cambia".
Y le hice caso, y casi muero. Literalmente. Sentí que había muerto y no entendía por qué seguía teniendo hambre y levantándome de la cama
Ahora lo entiendo. Porque si esa ha sido mi vida toda la vida, cualquier otra cosa diferente es la no vida, al menos la no vida mía.
Me pregunto qué otras cosas me falta abandonar a medio camino en lo que me queda de vida. A veces siento que lo único que me falta es abandonarme a mí misma. Pero no puedo. Eso nunca, porque entonces, ¿quién seguiría montada en el sube y baja?¿quién seguiría soltando una lágrima en la mañana y una carcajada en la tarde?

¿Se pega esto? ¿Viene en la sangre? Porque gran parte de mi familia (oye, gata) vive contenta hoy porque cobró un cheque, va comprar un libro, se lo traga y mañana anda que no puede con la angustia porque no tiene medio en el bolsillo para pagar condominio. Pero pasado un hada deja una moneda debajo de la almohada y disfrutamos una copa de vino.

Primero libres que encadenadas a una rutina linear, plana, sin curvas.
Subibaja, subibaja... poco de mucho, subibaja.


Seguimos todas siendo niñas,
en un parque.

No maduramos...no envejecemos.
Sufrimos, lloramos y reímos.

Vivimos, vivimos y nos divertimos.
Nos caemos, lloramos y luego nos levantamos.
Olvidamos y seguimos riendo.
Y nunca cambiamos.




10 comentarios:

La Gata Insomne dijo...

Qué lindo y triste y cierto Nodriza.
Pamí que está en la sangre, pero de media humanidad.Y aunque me maten las feministas, creo que esta cambiadera es más de las féminas, por diferentes razones que no vienen al caso (de pronto una es el sube y baja de las hormonas) el paso del matriarcado al patriarcado y ahora esta tortilla de y que estamos liberadas porque no usamos sostén (yo si uso) pero tampoco servimos para eso de 15 y último, tan útil y FASTIDIOSO!!!!
Ayyy creo que es de familia
Pero somos una GRAN FAMILIA!!!! con much@s miembros muy interesantes.
Pero es que te entiendo tantoooooo, el ejemplito que pusiste del libro y el condominio está cumpliéndose(by the way no tienes unos churupos para nivelarme!!!)

Ayyy Nodriza es que ya de humos negro estás pasando a negro-negrito
véngase pá laIsla que el azulito hace que a uno se le olviden los condominios, los esposos, los gatos, la carrera, yo sí que ahogo mis penas entre el Mar CAribe y el Vino Tinto!!!! Y que se queden ahogadas porque las muy coñas me han costado un realero en psicoterapia, que de haberlo sabido antes me lo gasto en VINO!!!!
L@s psicoteraputas no se ofendan, YO SOY UNA!!!!

Chao Nodriza inestable. EXTRAÑO A GATO!!!!!!!!

Artecomestible dijo...

“Una misma cosa en nosotros lo vivo y lo muerto, lo despierto y lo dormido, lo joven y lo viejo: lo uno, movido de su lugar, es lo otro, y lo otro, a su lugar devuelto, lo uno
Heraclito de Efeso.
Tu montada en el sube y baja.Riendo y jugando, me senti muy identificada.
Un apurruño.

carloszerpa dijo...

no pretender encajar en lo que se supone debemos ser.

MDTorres dijo...

Gata, nohayrealpaprestá ahora. Me iré a la isla cuando me aparezca una moneda debajo de la almohada, espero que sea pronto porque ando albina.
En cuanto a lo de no cambio aunque terapia, si me lee el grupetín, me quita el saludo. (Yo también fui terapeuta hasta que dejé de creer en eso)

Carolina, normalmente vivo, a veces me quiero morir. Supongo que es porque a veces me canso del subibaja, arriba,abajo y otra vez arriba, y así. Sin punto medio, pues. (Sin ser maniaco depresiva, ojo)

Zerpa,
Eso no se pretende o no. Hay quienes encajan a gusto, hay quienes no encajan a gusto. Hay quienes no encajan y eso les disgusta y también están los que encajan y quisieran no encajar.
Beso de una que no encaja y generalmente está a gusto pero otras desearía encajar (porque las cosas se hacen más fáciles cuando una encaja en un mundo repleto de cajas), pero que cuando encaja a juro, se siente fatal.
¿Se entendió algo?
Hoy amanecí desencajada y a gusto.

Anónimo dijo...

Hola MD, Me gusta tu blog, me gusta lo que escribes. Quisiera yo poder manifestarme a traves del arte. Hace un par de meses que leo tu blog, pero no me atrevia a comentar algo.
En este ultimo post hablas de bipolaridad, me pregunto si este es mi mal; la analogia que yo uso para mi vida es la de una montana rusa.
Mucho exito con tus proyectos
MA

Isa dijo...

...y llega un momento en tu vida...Llegó un momento en la mía en que me cansé de tanto sube y baja y como dicen por ahí “me quemé”. Mi cuerpo ya no dio más: desarrollé arritmias, insomnio, ataques de pánico etc.
No se si fuese ADD...ni me importa en realidad. Yo descubrí que en mi caso se trataba de una adicción: adicción al dolor y a la intensidad.
Y duele saber eso! El reconocer mi verdad fue la vía que elegí para alcanzar probar un elixir hasta ahora desconocido: la "Tranquilidad" al que nosotras y nosotros (no es exclusivo de las féminas) le tenemos tanto miedo. Si, miedo. Nos creemos que moriremos si empezamos a ver nuestro día a día, nuestra rutina como lo que es: lo que es. Y hoy, disfruto lo que es. No busco ya la intensidad en el dolor o en la perdida. Disfruto la intensidad que me da el respirar, el poder abrir los ojos, el decir "estoy viva" y este regalo no lo voy a desperdiciar. Aprender a apreciar lo cotidiano es la llave, la clave . Siempre seguiremos siendo románticos / as, individualistas y complejos. Siempre lo bello y lo profundo nos llamará la atención y quien sabe si lleguen a salvar nuestro pellejo en algún momento de vacío existencial. Así que es cierto que nunca perderemos nuestra personalidad...más si podemos intentar descubrir nuestra esencia. Ella está palpitando pidiendo salir y nosotros, en nuestro delirio, no somos capaces de reconocer su inmensidad y el bienestar que simplemente yace en su sencilla forma de ser...ah! porque lo sencillo nos aburre! Entonces, es cuando podemos decidir entre el ser feliz y el dolor.
Si odias o te duelen(¡) mis palabras, es muy posible que estés hecho de lo mismo que yo!
Será entonces tu elección buscar quien soy y pedir ayuda.

MDTorres dijo...

Pues bienvenida MA. Nos conocemos? Me alegro que te guste lo que lees aquí. Regresa cuando quieras.


Isa, sabias palabras. Ahora que tranquilas, tranquilas, no sé si sea posible estar en esta país.
Y una vez crecidas aquí, cuando te vas a otro lado, tanta tranquilidad es difícil de aguantar. Como cuando te mudas de un lugar ruidoso a uno donde no se oye nada, el silencio se convierte en un ruido mucho más molesto. Hasta que te acostumbras. Unos más rápido, otros más lento.
Besos
MD

Cinzia Ricciuti dijo...

No creo que olvidemos, las cosas se quedan y ensenan...
no creo que no se cambie...hay que liberarse de los paradigmas, hay que ser como se quiere ser y no como se es...si se puede, por lo menos hay que intentarlo.
Es bueno ser ninas, en la pureza, pero no en la fuga, no para escapar...los gatos se van, siempre se han ido...quizas resulte buscar otras cosas que no se vayan, que si las hay...
Quizas sea bueno querer parar de sufrir...

Siempre te leo y ahora te quiero felicitar...muy bueno tu blog...
Si te apetece visita el mio:
http://verdadesqueasoman.blogspot.com
Saludos

MDTorres dijo...

Gracias por la visita y tu comentario.
Estuve paseando por tu blog y me gustó lo que leí. Cuando tenga un poco más de tiempo, te leo con más calma.
Saludos y regresa cuando quieras.
MD

Ana dijo...

Guao! Maria......
Cuán cierto lo que has escrito en este desgarrador texto.
Allí va algo que escribí hace algunos años.
De las serie Zerrisenheit (Desgarrada)


Restada del mundo
me siento hoy.


Besos