23.1.07

Homenaje a los recién llegados

Foto: MDTorres


El sábado bautizaron a Andrés. Por ahora, el último de la camada de nuestra extensa familia.
Con la poesía, la pintura y los títeres como padre, madre, padrino y madrina, no le quedará más remedio que ser grande en las artes. (De pronto sale beisbolista, suele suceder. Al menos los peloteros grandes ligas tienen una vida económicamente más holgada que los artistas de éste país)
Una belleza de bebé cachetón, risueño, con una cara de inocencia y esperanza que ya quisiera yo tener para levantarme una mañana de la cama, después de haber cerrado la noche con Globovisión y !una pastilla para dormir!
Es cierto que todo pasa, pero en el presente Andrés y su familia parecen tener solamente dos opciones. Esperar a que pase la tormenta o buscar otros puertos menos agitados. Ya empiezan a pensar en la segunda alternativa porque a lo lejos el cielo sigue viéndose negro y cargado.

Ojalá que pase la tormenta antes de que Andrés sea un adolescente que empiece a salir de noche dejando a sus padres comiéndose las uñas sin saber si su pequeño rebelde llegará sano a casa. Ojalá que pase la tormenta antes de que Andrés tenga que vivir en un país sin libertades y con miedos.
Ojalá pase la tormenta antes de arrasar con todas las cosechas, para que la familia pueda seguir creciendo en la tierra donde echó raíces desde hace cuatro generaciones.
Y ojalá que después de la tormenta, ésta tierra quede abonada para ser más fértil y así las nuevas generaciones puedan crecer más fuertes para dar más frutos de donde TODOS podamos comer.


Chismes de Farándula:
Por cierto que La Gata no pudo estar con nosotros en el bautizo porque se celebró en Caracas. Poco imaginábamos esa tarde del sábado, que al día siguiente iba ella a recibir ese honorable premio de los Golden Cats Award.
La próxima celebración familiar tendrá que ser el brindis para la Insonme, sí y sólo sí nos honra con una visita por la capital. !Felicidades Gata!




8 comentarios:

sonia dijo...

Gracias Maria Dolores por tu hermoso texto... los recién recibidos en la congregación del mal (al menos de eso se trata el rito del bautizo segun nos explicaron) llegan a una Venezuela bastante convulsionada. Uno no cree nunca que vaya a estar peor, y sin embargo cada día supera el siguiente. En fin. Sin embargo, muchas gracias por tu crónica. A todos nos angustia lo mismo...

Arcangel Vulcano dijo...

¡Ojalá! Y que Dios lo bendiga...

Mil Orillas dijo...

Mejorará todo. Ya has leído the secret...sólo hay que cambiar el switch!
Ese cuchiflaish de bebé me lo quiero comer!!!!

besos MD!
(Y para Andrés y su mami también!)

MDTorres dijo...

Hola querida M.O. Ya vi The Secret. La tengo en casa. Ojalá pudiéramos inyectarla en la cabeza de todos los venezolanos. No, perdón, en la de todos los seres humanos de éste mundo patas arriba.
La teoría me la se de memoria, el problema lo tengo al intentar llevarla a la práctica día tras día. A veces se me olvida y prendo de nuevo en el suiche equivocado.
Gracias! y besos desde CCS.
El Avila está hermoso hoy.

araña dijo...

Muy bonita la fotografía.
El tema del país está un poco trillado. Si no queda más remedio, mejor no rumiar en eso y tratar de sacar lo mejor de la situación.
El que se quiera y pueda ir, bien pueda (redundancia, ya sé).
Estoy paseando por blogs y llegué al tuyo. Me hizo reír lo del adolescente. Yo regalo una.Pasaré con más tiempo a investigar más abajo.
Te invito a visitar el mío, recién me estreno.

MDTorres dijo...

Gracia, Araña. Tienes razón, en vez de rumiar tendremos que buscar soluciones.Visitaré tu blog.

Aramakao dijo...

OJALA MEJORETODO

José M. Ramírez dijo...

M.D. Tenemos más futuro que pasado, seguro.

Ese retrato me encanta. Ese niño luce que va a ser muy feliz.