31.8.06

ÚLTIMA HORA: Detenidas por la Policía de Baruta 4 escuálidas hambrientas



Tres señoras (cuarentonas ellas), nietas de Tito Salas, y una amiga, diseñadora gráfica niuyorkina, fueron detenidas anoche por la Policía de Baruta (mientras los choros hacían de las suyas en Las Mercedes)
Motivo: atapuzarse de comida en un restaurante de lujo del municipio, sin fondos para pagar la cuenta.


Anoche, martes 30 de agosto, a eso de las 11 y media p.m., como la policía no tiene mucho que hacer en el municipio de Baruta, respondió prontamente a la llamada del gerente del restaurant Oceánico, situado en Colinas de San Román, para detener a 4 señoras escuálidas (3 nietas del pintor bolivariano, Don Tito Salas, y una amiga, diseñadora gráfica, venezolano-américana, visitante de Nueva York), que se echaron una soberana papa en el restaurante y no tenían cómo pagár la modesta cuenta de 800 mil bolívares.
Así como lo oyen.
Las señoras fueron a celebrar el reencuentro con la amiga de NY en el mencionado restaurante, por cortesía del amigo (general retirado, directivo de una estación de radio que le hace la propaganda al mencionado restaurante) de una de ellas, quien por hacer una gracia, le dio a ésta una tarjeta personal firmada, asegurándole que podía invitar a quien quisiera, a comer y tomar lo que quisiera, y al final entregar la tarjeta mágica (equivalente a un Cesta Ticket millonario) en pago por el consumo.

Sí, como podrán imaginarse, yo era una de las señoras detenidas.

Llegamos al restaurante después de haber pasado el día sin comer (para aprovechar, pues. Ustedes saben que una, después de pasada cierta edad, no se puede dar el lujo de esas comilonas todos los días, sin pagar un precio elevado (tanto en la cuenta, como en el peso).

Emocionadas por la oportunidad, comimos dos entradas entre las 4. Un tiraíto de Róbalo (delicioso, se los recomiendo) y un ceviche de mero (normalito, con unos chips pasados de viejos).
Al pedir la carta de vinos, como estábamos invitadas por el ex general, no pedimos el más caro. Blanc de Blancs estaba bien, unos 43 mil bolívares por botella, para no exagerar con un italiano de 70 y dele.
Una entrada y un plato principal cada una. Nada de langosta. Sopita y pescado por aquello del colesterol y la pena con el señor que nos invitaba.
Un risotto de mariscos para compartir entre las 4 y, entre chismes de maridos y crisis de la edad, un total de 3 botellas de vino y 3 guiskis para la portadora del “cesta ticket”, a quien el vino cae mal.
Como no podíamos desperdiciar la oportunidad de comer gratis, 3 postres de chocolate para compartir (dicen que es bueno para la depresión).
Nada de pús cafés o cafeina. Eso nos cae mal.
Traen la cuenta.
Saca el ticket.
Viene alguien, llama a la portadora de la tarjetita mágica.
No sirve. La radio ya tiene una deuda con ellos de más de 600 mil bolos. Paguen ustedes.
No tenemos con qué.
Lo siento, o pagan o llamamos a la policía.
Llamadas de celular al general (R).
No contesta.
A la novia.
Tampoco.
A la ámiga íntima de la novia.
No sabe qué hacer.
Les aceptamos un cheque y mañana arreglan con el general.
No tenemos fondos.
No importa.
No pagamos, ¡qué bochorno!
No se van, llamamos a la policía. Lo siento.

Total, paradas las 4 señoras frente al ascensor, llegan dos funcionarios de la Policía de Baruta. (Faltó el alcalde Capriles, debe haber estado comiendo en otro restaurant).
O pagan, o van detenidas.
¿Nos ven cara de ladronas?
¡No, señoras!, pero como está el país ya uno no sabe
Radio mensajes, no sabemos a quién.
La portadora de la tarjeta está arrecha. "La señora aquí es americana y le hace la campaña a la radio". (sólo para tratar de obtener piedad)
No nos importa señora, el convenio con la radio se acabó ayer.
¿Y qué hacemos si no tenemos cómo pagar? El general me dijo ésta mañana que estaba bien.
Van detenidas las 4.
¿A dormir a la cárcel? ¿Y los choros que están asaltando ahora?
Si, vamos rápido, no tenemos tiempo para perder.
No podemos dormir en la cárcel, tenemos hijos en casa esperándonos.
No importa señoras, ese no es asunto nuestro.

Somos 4 choras más, con los cierres del pantalón abierto de tanto comer, con pinta de escuálidas venidas a menos y cagadas de la risa.

Ya pues, ya nos reímos suficiente. Qué se le hace. Paguemos 200 mil cada una y mañana se verá si el General tiene cara o vergüenza y nos devuelve el dinero.

Es que en este país todo es posible y, o lloramos, o nos reímos.

Terminamos la noche con la barriga llena, 200 mil bolos menos (no sé cómo los vamos a pagar) pero con la conciencia tranquila porque los abusadores son otros.

Al final, el rato de risa es lo que más vale. Eso NO tiene precio.

Detenidas por la policía por comer sin tener con qué pagar... con más de 40 años.
Aunque usted no lo crea.

Una para contarles a nuestros nietos. Valió la pena.
(La comida no es que estuviera asi taaaaaan buena)

29.8.06

Éramos muchos y la Abuela parió un Gato

Maria Dolores Torres


Gato: s. Un autómata suave proporcionado por la naturaleza para ser pateado cuando las cosas salen mal en el circulo doméstico.
Esto es un perro,
Esto es un gato,
Esto es un sapo,
Esto es una rata,
Corre, perro, maulla, gato,
Salta, sapo, roe, rata.
Elevenson

Ambrose Bierce: “Diccionario del Diablo”




Yo no sé qué me pasó.
Confieso que tuve un ataque de locura.
Vivo sola en un apartamento de 100 mts. Bueno, sola no, con dos perras: Loca y Coca, labradora y mini pincher respectivamente.
Ya me quejaba de la esclavitud de tener dos mascotas. Aunque las quiero mucho y me acompañan, me atan a la casa y me sacan dinero: comidas, sacarlas a caminar y cagar, veterinarios, etc.
Pero también me hacen reír y respiran a mi lado, no se quejan de nada, me aman incondicionalmente y no me ponen NUNCA mala cara (mucho mejores que los hijos adolescentes y no van a la universidad).
Hace poco tiempo comenzamos una tía, algunas primas y yo, un proyecto familiar relacionado al Gato.
Poco a poco se ha ido convirtiendo en una obsesión.
Cada mañana cuando reviso mi correo, encuentro no menos de 15 mails
de una de las participantes en el proyecto. Mi prima, la insomne de la isla, pasa toda la noche buscando gatos en Internet y la avalancha me cae a mi al día siguiente. No tengo tiempo ni para trabajar. Oigo maullidos en todas partes y a toda hora.
Al rato me llama la directora del proyecto. De reunirnos una vez a la semana, ahora quiere que nos reunamos 3 veces al día. Total, casi maullamos en vez de hablar.
Hace unos 4 días estacione mi carro en Don Perro porque iba a hacer un deposito en el Centro San Ignacio.
De pronto escuche un maullido que me llamaba.
Me asomé (por desgracia) a la jaula de la entrada, donde colocan los animales que tienen para adopción.
Había una camada de gatitos grises, de esos comunes y corrientes. Nada del otro mundo. Pero entre ellos, sobresalía una mota blanca/gris. Un macho, ojos azules. “¡Pero tengo 2 perras en casa! Y no tengo dinero”. “No importa, son gratis”. El gato me miraba suplicante. ¿Gratis?, ¡mis bolas!

Gato

Un ente extraño se apoderó de mí. Entró en la tienda, compró una bolsa de comida para gatitos, una bolsa de arena y una jaulita con el 50% de descuento. Pagó con mi delgada tarjeta de debito. Todo fluyó tan bien que cuando le dieron la cuenta era mucho menos de lo que yo pensaba.
Salí de allí equipada con gato nuevo (le faltaban las botas).
Llegue a casa. El gato no come del plato, es muy pequeño –dice el veterinario. Hay que darle tetero. ¡Coño!
Las perras saltaban para agarrarlo. Pensarían que era un juguete con pilas.
A la mañana siguiente, después de levantarme 3 veces con los maullidos de Gato durante la noche (así se llama, Gato, porque entre mis hijos y yo lo llamamos de diferentes maneras en 2 días: Tao, Bauer y Kiefer (sí, por la fiebre de 24), Chuck (Norris), Pepe… ), lo dejé en el suelo y solté a las perras con la esperanza oculta de que se lo comieran y así vengarme del ente que me hizo traerlo a casa.
¡Mala suerte! Las perras lo adoptaron en menos de 4 minutos como un hijo: lo limpian, lo acurrucan, lo aman.



Lola, Coca y Gato

Ahora no sé cómo voy a hacer para irme a Margarita como quería. ¿A quién coño le voy a dejar los 3 bichos? Voluntarios favor enviar un correo.


Interpretaciones psicoanalíticas varias:

- Tengo tres hijos (una hembra y dos varones) Ahora tengo 3 animales: dos hembras y un macho. Yin/Yang.
- Mis hijos probablemente se van el año que viene del país. Ya la mayor se fue. Me quedarán los animales. (de hecho, el levantarme en la noches para dar comida en jeringa a Gato, he revivido los trasnochos de tetas y teteros con mis hijos bebés) ¿Regresión por temor al nido vacío?
- Mi madre detesta a los animales, dice que sobre todo a los gatos. Cada vez que traigo uno a casa, cree que me volví loca. ¿La adolescente rebelde crónica? No, a mí si me gustan los animales.



Nota interesante:
Aunque usted no lo crea, desde que llegó Gato, he dormido sin pastillas narcolépticas, no he visto noticias en la tele, no he tenido casi tiempo para pegarme a Internet, he leído más (libros), he escrito a mano en un cuaderno (cuando había perdido la capacidad de hacerlo), he fumado menos, he adelgazado 3 kilos… Parece que de que vuelan, vuelan.
También tengo la cara llena de rasguños, pero hasta se ven bonitos y ocultan las arrugas (líneas de expresión). "No vale, si eso son cicatrices de los rasguños del gato".

Comentario adicional:
Mi hijo mayor (20 años) me ha dicho que está muy lindo el gatito, pero que por favor no se me ocurra ahora llenar la casa de animales como hacen las viejas solas. Lo tendré en cuenta. ¿Será que me estoy convirtiendo en una?


PD. Agradezco o mento la madre (mi abuela materna) a mi tía Valentina Salas, por haberme engatuzado en este peo felino.
Tía y Gato trabajando


Agosto 2006

Otros Tres Textos Breves

Maria Dolores Torres


Siento el vacío, sé que estoy en él.
Y me niego a aceptar que esto tiene que ser.
Quizás por eso siento que me ahogo.
El aire no llega aquí abajo y
ellos me están esperando arriba.
No sé cómo subir.
Quizás si me dejo caer del todo,
salga por el otro lado.
Pero le temo al otro lado,
porque no lo conozco.

La vitalidad de ellos me agota
porque no la entiendo o no la recuerdo.
Creo que nunca fui niño.
Quisiera ser niño ahora,
quisiera tener una madre y un padre
que cuiden de mi hasta que me quede dormido.
Quisiera dormir hasta que pase la tormenta.
No quiero hablar de eso,
me da miedo.

Se cierra una puerta detrás de mi.
Siento que algo queda a mis espaldas.
No quiero voltear a verlo,
no tiene sentido, no hay palabras.
Mi vida fue un hueco hasta ahora,
pero es hoy cuando me percato.
Estoy vivo pero eso duele.
Me duele en la piel,
me duele en los brazos.
Se me atora en la nariz,
me aprieta el pecho
Estoy naciendo otra vez,
el tránsito por el túnel es doloroso.
Ahora recuerdo todo.
¿Dónde está la luz?

Aprox. 1996
____________________________________________________________

Te leo, nos parecemos.
Estamos tan lejos, nos acercamos.
A veces te pinto, a veces te escucho.
Se que estamos, siempre estaremos.

Tomo de tu vaso,
tu no te das cuenta, o eso creo.
Estamos borrachos de ideas.
El tiempo no pasa,
estoy apurada.

Nos cruzamos en la noche,
Entretejemos el mismo sueño.
No te das cuenta.
Se acerca el minuto.

Esto es mío pero te pertenece.
Somos hermanos.
Somos uno.
La tierra está inerte,
nos espera.

El ruido no cesa.
¿Y el silencio?
Esta con nosotros.
Date cuenta, yo te espero

Tuve miedo al reconocerte,
la piel me lo confesó.
Me buscabas y te encontré.
Espérame, no estoy lista.

Aprox. 2000

_______________________________________________


Hoy me llegó de nuevo tu sonido,
la piel me tembló como siempre.
¿Por qué me piensas con el vientre?
¿Por qué te pienso yo con el mío?
¿Por que no te das cuenta ?
Y yo que creía en el tiempo.

Me doy cuenta de que somos diferentes.
Eso es lo que nos hace estar cerca.
Parece que el tiempo no pasara.
No me importa si es mañana o si no es nunca.

Ya entraste una vez.
Eso te da el derecho de la permanencia,
un derecho que yo te otorgo.
Por más que a veces me da mucha rabia

Llegaste a mi vida en el momento que era.
Nunca hay tarde en el destino.
Cada cosa corresponde. Solo es.
A veces no lo entendemos.
A mi me ha costado.

Eres grande, ocupas puesto.
Pero Dios quiso que esto fuera.
No se a donde nos lleva esta historia.
No quiero saberlo, así la vivo.

Somos niños. Nos gusta el juego.
La incertidumbre aviva el fuego.
Pensé que ya no estabas.
Me equivoqué.

Es mentira, yo sabía que allá lejos seguías estando.
Solo que me duele aceptarlo.
Estoy confundida.

Eres el espejo de mi otro yo,
eso es lo que me acerca a tí.
Tienes mi sombra a flor de piel,
y la veo claramente cuando estas.

Me diste un regalo,
me enseñaste a descubrir lo que siempre había estado oculto.
Eso te lo voy a agradecer siempre.
Siempre te voy a querer.
A pesar.

Gracias.
Me abriste una puerta que nunca volverá a cerrarse.
Le tengo miedo al otro lado.
Allá voy.

Aprox. 2003

27.8.06

¿Y ahora que pasará con Plutón y nosotros?


En estos días Plutón fue bajado de categoría de planeta a la de planeta menor. Por otro lado, el antes asteroide Ceres (Demeter) fue elevado a la categoría de planeta menor. El primero baja un escalón, la segunda sube.
Mucha gente se ha preguntado cómo influye este cambio (o eliminación de Plutón como planeta) en la astrología -más aún nos quedamos preocupados los del signo Escorpio por ser Plutón el regente de nuestro signo.
Aquí les envío un artículo muy interesante y que nos debe poner a reflexionar (a los que creemos que lo que está arriba, está abajo y lo que está afuera, está dentro)
Espero les de luces.



Plutón: ¿Un Dios Humillado?

Ariell Chris & Laura Morandini
Centro de Estudios Herméticos Azoth


El descubrimiento de un nuevo planeta y su inclusión en el sistema solar representa un avance importante para la ciencia. A nivel psíquico-sutil es una oportunidad para desarrollar un canal de acceso a la nueva energía planetaria e integrarla al campo de la experiencia vital de forma conciente. El hecho de que Plutón haya sido colocado en la categoría de planeta enano, a los astrólogos nos lleva necesariamente a plantearnos muchas interrogantes.

Su energía representa la capacidad de regenerarnos o degradarnos, de hacer alquimia interior, de reconocer nuestros propios demonios y trascenderlos, trabajar sobre el inconsciente, los impulsos, la maldad, el poder y la crueldad humana. Entonces, ¿hacia donde nos estamos dirigiendo como colectivo restándole importancia a la sombra-oscuridad? ¿Qué consecuencias puede traer la amputación de una energía tan poderosa? ¿Por cuáles vías se manifestará dicha energía?

Muchos astrólogos podrán argumentar que el planeta sigue estando allí y por lo tanto su influencia no cambia, independientemente del adjetivo que se le otorgue o la categoría en la que se le coloque. A nuestro parecer dicha posición implica resolver de forma simplista un asunto serio. Y Plutón se merece seriedad y profundidad.

Jung sabiamente afirmó que "* cuando no se toma conciencia de una situación interna, aparece afuera, como destino*". Pudiéramos agregar que tomar conciencia de una energía y posteriormente abandonarla puede ser la epifanía de un destino peligroso. Lejos de dar un mensaje apocalíptico, la situación mundial es la prueba: guerra y terrorismo desbordado en los últimos meses
son el abreboca. ¿Qué podríamos esperar entonces?

En el año 1930 Plutón/Hades -el Invisible- al hacerse visible nos quiso da la oportunidad de conocerlo para hacernos entrar en una nueva etapa de evolución. Parece que estamos empeñados en desaparecerlo. Hoy, año 2006, el ex-asteroide Ceres ha sido exaltado a la categoría de planeta enano. Ceres/Demeter, es la energía asociada a los valores terrestres, materiales. La tierra en su abundancia y esterilidad cíclica. Ambos dioses (Ceres/Demeter y Hades/Plutón) son protagonistas en los Misterios Eleusinos, donde el mito describe el misterio de la vida/muerte/transformación.
Evidentemente nos encontramos en un momento de transición muy importante que coincide con la próxima entrada de Plutón en Capricornio en el año 2008.

Una energía ha sido degradada (Plutón) y otra exaltada (Ceres). Los niveles de interpretación pueden ser muchos, pero el más claro e inmediato nos muestra un colectivo preocupado por la realidad material, la conciencia humana centrada en la cotidianeidad, resolviendo problemas del día a día, quitándole inevitablemente tiempo a lo verdaderamente importante: lo invisible. Pudiésemos pensar que de alguna manera ya lo estamos viviendo, sin embargo hoy es producto de la banalidad y el consumismo, mañana quizás
sea consecuencia de la necesidad impuesta por la supervivencia. Esperemos que no sea de esta manera. Lo cierto es que la disposición y el tiempo para mirar dentro de sí mismo se va minimizando y convirtiendo en "enano".

Por otra parte, si como colectivo estuviésemos verdaderamente en un proceso evolutivo conciente, los astrónomos hubiesen incorporado como planeta al nuevo cuerpo celeste Xena o 2003-UB313 que se encuentra más allá de Plutón. Pero ha ocurrido lo contrario. En lugar de diez planetas nos encontramos con ocho. Tal vez para proteger al sistema solar de la invasion de decenas de elementos análogos e indeseables como Plutón. Lo cierto es que
seguiremos descubriendo cuerpos celestes, y esperamos que estas energías no sigan restando en lugar de sumar.

Lejos de responsabilizar a los astrónomos por esta decisión, evidentemente están siendo voceros inconscientes de un proceso colectivo que viene desarrollándose desde hace algún tiempo. Cuando Plutón fue descubierto se encontraba empezando su lento recorrido hacia su punto más cercano al Sol, o a la conciencia, lo que es lo mismo. Hoy en día está empezando su aún más lento recorrido hacia el punto de mayor alejamiento del Sol que será en el año 2113.

Es importante que los astrólogos en lugar de quitarle importancia a la
degradación de Plutón, lo sigamos estudiando con nuevos ojos y atentos a sus influencias astrales. Dediquémonos también a entender a Xena, ya que debido a su descubrimiento Plutón ha bajado de categoría. Podemos empezar por buscar en los mitos si existe algún personaje que haya humillado o desplazado a Plutón. Tal vez en Xena encontremos algunas respuestas que nos ayuden a iluminar esa oscura y nueva recámara que se oculta a nuestra
conciencia.

19.8.06

Gotas - para reflexionar

“…porque una mujer es más auténtica cuanto más se parece a lo que ha soñado de sí misma".

Tomado del monólogo de Agrado. "Todo sobre mi madre". Pedro Almodóvar


“Todos queremos parecernos a lo que soñamos de nosotros mismos. Pero a veces, eso requiere una excesiva dosis de olvido”.

Santiago Roncagliolo – El Dulce Olvido. Tomado de “Historias de Familia” El País. Agosto 2006

14.8.06

DE POR QUÉ MI BLOG ES (ERA) NEGRO y el país (el mundo) está más negro aún


Recibo este correo de ROC, mi querido profesor en el Laboratorio de Crónica de la Fundación para La Cultura Urbana, en referencia a mi recién estrenado blog... negro.

De: "Rafael Osío Cabrices"
Fecha: Agosto 14, 2006
Para: "Maria D. Torres"
Asunto: Blog Maria D

Mira, me gusta mucho tu blog, pese a lo oscuro y lo triste que está, reflejo de tu estado de ánimo. A mí me parece chévere, bien escrito y muy hermoso, muy grato de ver. Las imágenes me encantan.
Besos

Le contesto:

De: "Maria D. Torres"
Fecha: Agosto 14, 2006
Para: Rafael Osío Cabrices
Asunto: Re: Blog Maria D

Gracias ROC. Ya cambiaré a verde perico pronto, ¡cuando recupere el ánimo! jajajaja. Creo que nunca lo he tenido, cariño, soy puro Escorpio... el hades, negro, profundo. Aunque no creas en esas cosas, 5 planetas en Escorpio, haber nacido el día de Halloween (brujas…también negras) y, para colmo, que me hayan puesto Dolores, no son cosas que se superan asi tan fácil.
Esos textos, para que veas, son viejos, de diferentes épocas de mi vida y no de ahora. ¿Será que es algo más genético que temporal? Que no me oiga JJ porque me mata. Yo estoy bien ahora, bueno, en sube hoy y baja mañana. Así vamos.
Beso

Y después de contestarle me quedo pensando...
¿Por qué sera que uno lee libros de Chopra -The Spontaneous Fulfillment of Desire. Harnessing the Infinite Power of Coincidence- y otros; escucha atentamente la enseñanza de maestros por años -Daniel Medvedov-; consulta con astrológos, tarotistas y videntes; ve y vuelve a ver películas como “What the Bleep do We Know?”, pasa años en terapias (psicoanálisis freudiano y jungniano, análisis transaccional, regresión a vidas pasadas, gestalt); camina; medita; reza; hace pilates y yoga; se hace acunpuntura, regresa al médico tradicional, vuelve al homeópata; pide al universo... y luego… ¡Zas!… se nos olvida todo y caemos en la queja (declaración pensada, dicha y escrita): "qué mal me va", "estoy pelando", "estoy cansado/a", "no consigo una buena pareja", "mis hijos adolescentes me tratan como un esclavo o una esclava", "estoy demasiado gordo/a o estoy demasiado flaco/a", "tengo muchas arrugas/estoy calvo", " tomo demasiado", "necesito pepas para dormir", "estoy triste", "estoy angustiado/a", "estoy arrecho/a con la vida"…
¿Les suena conocido? Creo que a todos/todas nos pasa.
¿Por qué muchos/muchas nos sabemos la teoría de memoria pero se nos olvida cómo aplicarla?
Olvidamos, casi siempre, que la realidad está estrechamente vinculada a lo que pensamos, decimos, sentimos y hacemos.
Entonces, tanto quejarnos entre otras cosas del gobierno, del comunismo, de la inseguridad… pasar todo el día hablando de eso: “ojala los maten a todos”, “uno sabe que sale de su casa pero no sabe si regresa vivo”, “este HDP esto, aquél HDP lo otro”… ¿Acaso no estamos creando nuestra realidad cotidiana cuando nos despertamos cada mañana pensando en negro?
Ojo, mi blog es negro. Quizás sea yo la primera que deba cambiar de color. Creo que voy a hacerlo pronto… ¡No, YA MISMO!


Niki de Saint Phalle. Tarot Garden

Sugerencia:
TENGAN CUIDADO CON LO QUE PIENSAN, DICEN, HACEN, ESCRIBEN y SIENTEN. Pueden estar deseando una cosa y atrayendo (creando) otra muy diferente.



11.8.06

Instantes (eliminado y modificado por haber cometido un error garrafal)

Vi un afiche que adjudicaba el escrito o poema Instantes a Jorge Luis Borges.
Rafael Osío Cabrices corrigió mi ignorancia.
Borges trabajaba en una revista o publicación llamada Instantes, que publicó
el texto escrito por un poeta norteamericano.
Mucha gente lo recibió por mail y pensó que era de Borges. Luego hicieron otra
cosa parecida y se la adjudicaron a García Márquez.
Pido disculpas a los admiradores de Borges por este graver error, fruto de mi ignorancia.






¡Qué pena haber confundido el escrito de un poeta gringo con el gran Borges!
Aquí va ahora mi texto modificado.

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de ser más yo y menos
lo que me enseñaron a ser.
No intentaría ser tan perfecta, me relajaría más,
así gastaría menos en ansiolíticos.
Sería menos ingenua de lo que he sido,
y trataría de ser un poco más seria y disciplinada.
Sería menos higiénico. (Eso NUNCA)
Correría más riesgos, pero con un poco menos impulsividad.
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
caminaría más, iría más a la playa.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería menos helado y más lechugas,
trataría de no pre-ocuparme, sino de ocuparme.

Yo he sido una de esas personas un poco desordenada
y bastante pesimista;
claro que he tenido momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de disfrutar más esos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo soy una de esas que nunca
iban a ninguna parte sin dinero en el bolsillo,
una caja de cigarros,
un celular y una computadora;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalza de niña
y seguiría descalza hasta ser una vieja.
Jugaría más,
amaría a más,
y me preocuparía menos de lo que dicen los demás,
si tuviera otra vez la vida por delante.

Tengo 46 años...
y todavía puedo hacer cosas que me faltan por hacer,
y cambiar lo que quiera cambiar.
Nunca es tarde.

3.8.06

Tres Textos Breves


Maria Dolores Torres (publicados en Letralia -2005)

BUSCANDO

Cuarenta y cinco años. Dos perros, un segundo marido, muchas deudas, un futuro incierto.
Pre - menopausia, un país convulsionado, unos hijos crecidos, un mañana en duda.
Unos kilos de más, muchas canas, algunas arrugas, alma de niña, espejo desalmado.
Muchos años de análisis, algunas noches de insomnio, repentinas angustias mortales. Pocas buenas amigas.
Demasiadas materias aprobadas, muchas cosas por aprender y muy poca memoria.
Un amor inmenso por las historias, las imágenes que las cuentan y el sonido que hacen.
Una música siempre, algunas letras que tratan.
Muchos proyectos, demasiadas alternativas.
Sonrisa honesta, humor negro, lágrimas de cocodrilo.
Unos ojos que miran adentro, un corazón siempre amando.
Dolor en el cuerpo, anhelo en el alma.
A veces cansancio, desesperanza. A veces delirios sobre ideales ¿posibles?
¡Unas ganas enormes!
Palabras y silencios.
Altos y bajos, cimas y valles.
Sótanos oscuros con laberintos interminables. La luz de una vela y el hilo de la vida, que aún no acaba.
Todavía buscando… buscando… buscando.
¿Existe realmente el Minotauro?



VICENTE, EL TORO


Tengo seis años. Estoy parada frente a una enorme cabeza de toro disecada. Es de mi padre, se la regaló un amigo torero. Pero para mí es solo un enorme animal que me mira fijamente como pidiendo auxilio.
Paso mi pequeña mano sobre su frente, le rasco los pelos duros de entre los enormes cuernos y siento ganas de llorar. Quisiera poder sacarlo del estado triste en que se encuentra, quisiera que saliera al jardín a jugar conmigo.

Para ese entonces todavía no sé que el toro esta muerto. Que lo mataron para entretener a una plaza llena de humanos pidiendo orejas y rabos. Eso lo aprendí después.

Ahora tengo muchos años más. He venido cargando con mi toro toda la vida. A la muerte de mi padre, heredé este trofeo junto con algunos otros y muchos recuerdos. Para mí sigue estando vivo y mirándome con ojos suplicantes. Se llama Vicente y en sus ojos veo mi reflejo. Son de vidrio. Estoy muerta. A mí también me mataron las peticiones de los espectadores.



DESCALZA

No sé dónde dejé los zapatos ni por qué me los quite.
Me dí cuenta que los había perdído cuando empecé a escribir “había” sin hache o “iba” con ve de vaca; cuando comencé a despertarme en casa sin necesidad de vestirme por no tener empleo al cual acudir, sin hijos a quienes llevar a la escuela, sin un plan para el día distinto a pasar la aspiradora o poner un disco para no convivir con el silencio. escribiendo en la computadora a destajo por lo que me quieran pagar y cuando lo quieran hacer, sacando al perro a mear cuando me acuerdo y llegar a la noche haciendo malabarismos para no caer en la trampa de prender el televisor para angustiarme con las noticias, tomando un tilito o una pastilla para conciliar el sueño y estirando el libro de turno para que me cope las horas vacías de ese momento terrible de ir a la cama, sabiendo que mañana todo se repetirá de la misma manera.
Ahora camino descalza, sintiendo un dolor agudo cada vez que piso un guijarro en este camino empedrado que se me ha hecho empinado, que se me ha hecho oscuro y desconocido. Y no sé hacia dónde voy, no sé a dónde quiero ir, no sé a dónde quiere la vida que vaya.
Olvidé dónde dejé los zapatos. Creo recordar que me los quité en algún momento porque me quedaban apretados, pero a veces dudo si de verdad alguna vez los tuve puestos.
Solo sé que quiero seguir caminando y que debo encontrar unos zapatos nuevos para no perder los pies en el camino porque, en este momento, me están sangrando.