17.11.06

Me alivia


Me alivia cuando llega la noche, o cuando llueve a cántaros de día.
Me alivia cuando sé que nadie vendrá a casa y no sonará el teléfono.
Me alivia cuando no queda nada pendiente, cuando todo está entregado.
Me alivia cuando tengo a mano todo lo que necesito para un día, sabiendo que no tendré que salir a la calle a buscarlo.
Me alivia saber que no soy imprescindible, aunque muchas veces se me olvida.
Me alivia cuando sé que mis hijos están a buen resguardo, o cuando no tengo esperar que lleguen a casa una noche, porque sé de antemano que no vienen.

Cuando estoy cansada, como ahora, me alivia saber que la vida no es para siempre.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

La ùltima linea de tu texto no cuadra... aunque sea verdad lo que dices en esa ùltima linea.
ese poema culmina con las cosas que te alìvian.
y ya.
un beso
carlos

MDTorres dijo...

Sí, tienes razón.
Gracias por tu sugerencia.

sonia dijo...

Hermoso tu poema...y aunque en realidad la ultima linea sea como mucho, de eso se trata la poesía: de la verdad interior. Luego uno trabaja en el poema, corta, quita, pega, raspa, según se sienta que se deba hacer... pero la verdad (la que se dijo en un principio) es la razón que nos hizo escribir, aunque luego no quede en la raspadura.

MDTorres dijo...

Gracias Sonia! qué honor que te haya gustado, y sobre todo, que lo hayas llamado poema. Yo no tengo ni idea de poesía como género, así que no escribí pensando en llamarlo así. Escribí así porque me salió de esa manera. La última línea que lees ahora no es la última línea que puse en un principio. La que está ahora es mucho más honesta, aunque sea más dura.
Besos,
MD

La Gata Insomne dijo...

Hola, ahora si nos pusimos las botas con esta cronista poetiza!!!
La verdad es que lo que dices es algo por lo que he luchado mucho, y lo he logrado bastante. No soporto los pendientes.

Nos vemos en tu recital!!!

Besos